Nuevas deducciones en el IRPF por obras de mejora de la eficiencia energética en viviendas

En este post queremos informaros sobre las nuevas deducciones en el IRPF por obras de mejora de la eficiencia energética en viviendas.

Poco a poco estamos comenzando una transición energética en la que uno de los objetivos es que los hogares dejen de ser una de las principales fuentes de emisiones para convertirse en viviendas autónomas, inteligentes y no contaminantes (passivhaus), siendo capaces de producir, almacenar y consumir energía al mismo tiempo, generando más energía de la que demandan.

Para ello son imprescindibles mejoras técnicas y constructivas en los inmuebles: aislamientos y cerramientos exteriores de altas prestaciones energéticas, instalaciones con mayores rendimientos, etc.

Alcanzable en el caso de las edificaciones de obra nueva puesto que así lo requiere ya la normativa, pero tenemos que ser conscientes de que la realidad del mercado inmobiliario actual de nuestro país en todos sus ámbitos (municipal, autonómico y estatal) es que predomina la vivienda de segunda mano, cuyas numerosas construcciones debido a su antigüedad han quedado obsoletas en cuanto a términos de eficiencia energética se refiere. A priori puede parecer complicado implementar mejoras energéticas en dichos inmuebles, sin embargo, varios estudios realizados por TECNALIA (el mayor centro de investigación aplicada y desarrollo tecnológico de España), afirman que existe un gran potencial de ahorro en las construcciones antiguas.

El pasado 6 de octubre de 2021 se publicó el Real Decreto-ley 19/2021, de 5 de octubre, de medidas urgentes para impulsar la rehabilitación de edificaciones en el contexto del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

Este Real Decreto introduce 3 deducciones temporales por obras de mejora de la eficiencia energética en viviendas que son de aplicación sobre la cuota íntegra estatal en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

Estas deducciones se aplicarán sobre las cantidades invertidas en obras de rehabilitación que contribuyan a alcanzar determinadas mejoras de la eficiencia energética de:

  • la vivienda habitual
  • la vivienda arrendada de modo que su destino primordial sea satisfacer la necesidad permanente de vivienda del arrendatario
  • los edificios residenciales

Estas mejoras se deberán acreditar mediante certificado de eficiencia energética expedido por un técnico competente después de la realización de las obras, respecto del realizado antes del inicio de las obras.

A continuación, mencionamos las principales características de cada una de las deducciones (para más información Real Decreto-ley 19/2021 de 5 de octubre):

Deducción por obras de mejora en eficiencia energética en viviendas (tanto habitual como arrendada):

  • Deducción del 20%

Se podrá aplicar una deducción del 20% de la cantidad pagada por las obras que reduzcan la demanda de calefacción y refrigeración en al menos un 7%.

Base máxima de deducción: 5000 € anuales.

  • Deducción del 40%

Se podrá aplicar una deducción del 40% de la cantidad pagada por las obras que: reduzcan el consumo de energía primaria no renovable en al menos un 30%, o mejoren la calificación energética de la vivienda para obtener una clasificación A o B.

Base máxima de deducción: 7500 € anuales.

 Deducción por obras de mejora en eficiencia energética en edificios residenciales:

  • Deducción del 60%

Se podrá aplicar una deducción del 60% de las cantidades pagadas por los propietarios de las viviendas de un edificio en el que se hayan realizado obras que:  reduzcan el indicador de consumo de energía primaria no renovable en al menos un 30%, o mejoren la calificación energética del edificio para obtener una clasificación A o B.

Base máxima de deducción: 15000 € anuales.

 

Concluyendo, en cuanto a términos económicos, la implementación de mejoras en el comportamiento energético de tu vivienda habitual vendrá acompañado de reducciones en las facturas de calefacción, etc., además de un ahorro en la declaración de la renta por las nuevas deducciones. En el caso de que seas propietario de una vivienda la cual tengas destinada al mercado del alquiler, te permitirá además obtener una mayor rentabilidad de la misma puesto que se han mejorado sus características de bienestar y habitabilidad.

 

Cristina Caudillo López.

Arquitecta y Asesora Inmobiliaria.

Comparte esta publicación:

Related posts

Deja tu comentario Los campos requeridos están marcados con *