Las inmobiliarias “on-line”.

Desde hace algún tiempo están proliferando las llamadas proptech o agencias inmobiliarias on-line. Prometen unos servicios de máxima calidad cobrando unos honorarios muy bajos.  Pero ¿cuál es la realidad y en qué aspectos nunca podrán competir con nuestra agencia tradicional?.

En la mayoría de los casos, si contratas el servicio básico, es el propietario quien se tendrá que encargar de hacer las visitas, tratar las objeciones del comprador, resolver sus dudas legales, fiscales y financieras y de negociar el precio de cierre, así que al final la proptech le ofrece al vendedor poner un anuncio en los portales inmobiliarios y enviarle los contactos para que los gestione él.

Aunque hay algunas que anuncian encargarse del proceso completo, contactos, visitas, cierre, firma en notaría, etc. y son estas últimas por las que escribo este artículo. La semana pasada recibo una llamada a mi teléfono móvil de una empresa con sede en Madrid diciendo que tienen una oferta para nosotros que no podré rechazar, quieren que seamos su delegación en la provincia de Huesca, pero que para saber más tengo que desplazarme a sus oficinas en Madrid. Después de hacerle unas cuantas preguntas a la persona que me llama, me dice que o acepto su propuesta o tendrá que llamar a otra agencia, me hace gracia porque es una estrategia comercial algo pasada de moda.

Así que le explico que ese servicio que ellos pretenden ofrecer a través mío lo reservo para mis clientes, los que me contratan y confían en mí, y yo en ellos.

Supongo que al final encontrarán a alguien que acepte, pero será complicado que puedan encontrar un agente profesional y bien formado.

Así que como conclusión, y lo digo desde el convencimiento más profundo, este modelo de negocio nunca podrá competir con  nosotros en el trato personal y en el compromiso con el cliente, donde no sirve la publicidad rimbombante ni el ruido mediático.

Os espero en el siguiente post.

Javier Caudillo López.

Comparte esta publicación:
Deja tu comentario Los campos requeridos están marcados con *