¿Por qué me encanta ser AGENTE INMOBILIARIO?

Visto desde fuera y teniendo en cuenta la diversidad de personas que operan en el sector puede parecer complicado pensar que haya agentes comprometidos con sus clientes y apasionados con su oficio, pero haberlos haylos y yo soy uno de ellos.

Me encanta este trabajo porque me apasiona el trato con las personas, porque el negocio inmobiliario no trata de vender casas, es un negocio de personas que tratan con personas. Y es por eso que me interesan mis clientes, lo que piensan y lo que sienten durante el proceso de compra o venta.

El buen agente inmobiliario ayuda a resolver una de las necesidades más importantes a las que se enfrenta una persona en su vida, a encontrar un hogar (en el caso del comprador) y a conseguir la venta de su inmueble (en el caso del vendedor). Todo ello teniendo en cuenta que la compra-venta de un inmueble no es un proceso sencillo y que se deben tener en cuenta muchos aspectos:

  • Que la persona que quiere vender pueda hacerlo sin limitaciones.
  • Que la finca objeto de venta esté correctamente inscrita en el registro de la propiedad.
  • Que se encuentra en el estado de cargas que el vendedor dice que tiene.
  • En función de esas cargas que pesen sobre la finca (hipoteca, embargos, etc,…)habrá que proceder de diferentes maneras para que el comprador pueda adquirir libre de cargas.
  • Que se encuentre al corriente en el pago de la comunidad.

En definitiva, me encargo de hacer que la compra – venta de una vivienda sea una experiencia satisfactoria y sin sobresaltos para ambas partes.

Pero lo que más me gusta de mi profesión es que participo en operaciones que hacen felices a las personas, como por ejemplo las parejas que lloran y se abrazan en la notaría después de comprar su primera vivienda en común o el sentimiento de tranquilidad y paz de un vendedor que tenía que vender por necesidad.

Ver reflejados esos sentimientos en la cara de mis clientes da una satisfacción como profesional del sector muy difícil de igualar.

Espero que con estas líneas os haya podido transmitir mi pasión por este maravilloso oficio, ¡nos vemos en el siguiente post!.

Javier Caudillo López.

Comparte esta publicación:

Related posts

Deja tu comentario Los campos requeridos están marcados con *