¿Por qué somos diferentes?

En este post os explicamos que nos hace diferentes en este mundo inmobiliario.

En el año 2.000, el entonces Gobierno del Partido Popular liberalizó totalmente el sector. El argumento fue que así se conseguiría abaratar el suelo y los servicios inmobiliarios en general. Pero el resultado ha sido bien distinto. ¿Qué se ha conseguido con aquella medida?. Primero, desacreditar la profesión debido al brutal intrusismo sufrido, porque hay que preguntarse, ¿Cómo es posible, que para manejar productos de tanto valor como una vivienda, un local, etc, que representa en muchas ocasiones el patrimonio más importante de una persona, no se exija la más mínima formación, ni un despacho abierto al público, ni un seguro de responsabilidad civil?. Segundo, la especulación. Alguna gente llegó al sector para hacer dinero fácil y salir corriendo a las primeras de cambio, cuando la situación comenzó a cambiar en el año 2.007. ¿No es fascinante?.

Nosotros seguimos aquí. Hemos pasado, como la mayoría, momentos complicados y afortunadamente ya superados, gracias a que nos hemos adaptado bien a los nuevos tiempos, manteniendo una estructura netamente familiar, preocupados por estar siempre al día de las nuevas tendencias, asistiendo a cursos de formación constantemente, e incorporando nuevas herramientas de marketing.

El equipo tiene una sólida formación en campos como el Derecho, el Marketing y la Ingeniería, lo que sin duda nos da un plus importante y ofrece garantías de cara a los Clientes.

Nuestros valores están siempre presentes en nuestras relaciones con los Clientes. Decir la verdad, aunque duela; ser honestos y no jugar jamás con los intereses de la gente. Nunca utilizamos (bastante habitual por cierto), la argucia de decirle a la gente lo que quiere oír para conseguir una exclusiva, sabiendo que su inmueble vale menos, y pensando que… ya lo bajaremos después.

Nosotros consideramos los productos que nos confían los Clientes como si fuesen propios. Entendemos que no puede haber una fórmula mejor.

Hay que seguir trabajando para conseguir la profesionalización total de esta bonita profesión.

Hasta un próximo post.

Javier Caudillo Sarasa.

Comparte esta publicación:

Related posts

Deja tu comentario Los campos requeridos están marcados con *